viernes, 10 de junio de 2016

SAN ISIDRO



Surcare los mares del poniente
Arrullando los cantos del alma
Nunca tendré enojos con calma
Irradia versos el alma paciente
Subiré tranquilo a la palma
Impresionado me siento valiente
Densas llamas de amor arden en el alma
Recorro ríos  y playas ardientes

Ornare con flores el naciente

No hay comentarios.: