jueves, 9 de junio de 2016

POTRERO GRANDE



Puertas que se abren en los cielos
Ofreciendo amor y no desvelos
Tímidamente miramos los hechizos
Resplandecientes y escurridizos
Esperamos encontrarlos en la vía
Recordando lo bulliciosos del tranvía
Oprimir el corazón con los recuerdos
Gozando con los sabios y los cuerdos
Refrescan el alma enamorada
Abanicar la mente cansada
No claudicar al final de la jornada
Descansar en los cielos, fascinado

Escribir versos, en la alborada

No hay comentarios.: