jueves, 9 de junio de 2016

HEREDIA



Hierbe la sangre, cuando el corazón se arrulla
Encuentra un remolino en la lucha
Recorre los desiertos del olvido
Espera encontrar la paz, no el murmullo
Dios le entrego la libertad con calma
Intrépidos se lanzan tras las almas

Alcanzaremos la luz de los cocuyos

No hay comentarios.: