miércoles, 8 de junio de 2016

CHANGUINOLA



Cuando miro un astro, el corazón ríe
Hierbe la sangre, el pecho sonríe
Amo la luz que el astro envía
No la puedo olvidar, ni de noche ni de día
Grandes recuerdos llegan al alma
Unas brisas llegan con calma
Inteligencias celestiales nos visita
No conocemos los universos que orbitan
Ofrecen la luz de su mirada
La encontraremos en la jornada
Al astro volaremos, le seguiremos la pisada


No hay comentarios.: