sábado, 12 de julio de 2014

CERRO IGLESIA





Cuenta la leyenda en la tierra
En los comienzos de la vida misma
Relámpagos de rosas florecidas
Recorrían las almas amorosas
Olvidaron que el amor es hermoso
Igual que el orgasmo de los dioses
Grande fue el placer del universo
La alegría no cabía en los confines
Eran los corazones la paz se adormecía
Suspiros de ángeles y serafines
Inquietos los espíritus volaban
Al comprender el origen de la vida

SAN FELIX





Siento dolor cuando tus ojos miran
Allí se ve la soledad que anida
Navega por aguas aburridas
Fornicando con el agua o con la mente
Empieza el sufrimiento en el ocaso
La felicidad esta oprimida
Implora de rodillas estos días
Xilófonos y música se oían

LAS LAJAS





Las pasiones son fuertes como rocas
Advierten tormentas para el alma
Son hermosas y llenas de ternura
Las necesita el cuerpo y el alma
Arden los cuerpos como soles encendidos
Juegan con el amor y con la vida
Arrullan los corazones encendidos
Son hermosos y grata compañía