viernes, 6 de junio de 2014

LA MONTAÑA





Los hombres la miran con malicia
A la cima la quieren conquistar
Muchos amores deben de arrancar
Oscurecen la mente silenciosa
No dejan salir su grato olor
Tiemblan de felicidad, cuando el alma los reclama
Aman la paz y el silencio de las noches
Ñapa brinda a los seres misteriosos,
Amo la paz y busco la montaña

EL PAUJIL





El trino del pájaro escucho
Los sonidos que emiten son hermosos
Parecen campanas sonando con el viento
Anunciando a los hombres su contento
Unirán sus trinos misteriosos
Jilgueros rencorosos, no conozco
Inician al comienzo de los vientos
Los pájaros sin trinos ya están muertos

EL DONCELLO



En la selva profunda apareció una doncella
Las serpientes lo tienen prisionero
Dunas espesas contiene la maleza
Ocultos se encuentran en la naturaleza
Nació de una ilusión de la odisea
Compartió con las hadas la grandeza
Está cubierto de brisas cristalinas
Las que le dan un brillo silencioso
Los colores son amarillos como el oro
Ocultan en la selva los tesoros