sábado, 31 de mayo de 2014

VALLEDUPAR





Venciendo los umbrales de la muerte
A la vida me enfrente con ternura
La soledad me produce ricura
La busco y la encuentro desesperadamente
Estoy gozando con la edad madura
Dejo pasar los días con dulzura
Utilizo el alma para comprender la vida sabiamente
Puedo decir, que la tierra carece de amargura
Aquí sufre el hombre cuando hace travesuras
Resplandeciente, llegaremos al cielo alegremente

ROBLES





Romper quiero el esquema de las letras
Obedecer al impulso de las musas
Brillar en el horizonte con luz propia
Los acrósticos me llegan de la nada
Escribo versos, estoy enamorado de la vida
Seguiré escribiendo hasta el final de la jornada

AGUSTIN CODAZZI





Allá en la llanura, nació una leyenda
Guardada se encuentra con bello color
Unos terratenientes quisieron medir la dicha
Sudaban de día, sudaban de noche
Temblaban de rabia, temblaban de gozo
Ilusionados, quisieron meditar
Nadie sabe, como nació la leyenda
Comienza la dicha, comienza la fama
Operarios llegan de toda región
Doblan campanas, sirenas se escuchan
Acariciar quiere en la región
Zumban las apuestas, en las noches negras
Zumban los navíos con las popas llenas
Ilusionado el hombre quiere medir la felicidad