miércoles, 2 de julio de 2014

SAN MIGUEL





Soñé que el alma no estaba
Asustado mire la montana
No pude encontrar la cabaña
Muerto mi cuerpo, el alma se alejaba
Iluminando apareció una estrella
Grande fue la sorpresa en la mañana
Utilice la fuerza soberana
Encontré el alma enamorada
Los sueños son poemas del pasado

No hay comentarios.: