domingo, 6 de julio de 2014

SAN MARCELO





Soy amigo del desierto y del camello
A las arenas me lanzo con cariño
Navego en oasis de esperanza
Mereciendo ser jinete de camellos
A las caravanas, la luna las contempla
Recordando los amores de aquel día
Cuando loca por el mar se enfurecía
Escondiéndose en las nubes de los cielos
Los desiertos me llenan de esperanza
Olvidamos que la paz se alcanza

No hay comentarios.: