jueves, 17 de julio de 2014

SAN ANDRES





Siempre escucho suspiros susurrantes
A la mente llegan en las mañanas
Necesario es el arrullo rutilante
Aumenta la emoción en la cabaña
No comprendo el mensaje que me llega
Dejo que el alma se ilumine
Responde a las vibraciones que me entrega
Encontrare la sombra que me anime
Sembrare música en las estrellas

No hay comentarios.: