sábado, 12 de julio de 2014

EL ROBLE





En los albores de la vida misma
La felicidad se encontraba
Refrescaba las almas generosas
Orientaba los amores silenciosos
Buscaba la belleza de los cielos
La felicidad se encontraba en los cielos
En la mente la felicidad se lleva

No hay comentarios.: