miércoles, 9 de julio de 2014

EL CEDRO





Escucho voces en el ocaso de los años
Los susurros los percibo enamorado
Comprendo que la vida es fantasía
En las noches de plenilunio fuiste mía
Dulzura encuentra en las caricias de aquel día
Ramilletes de amor el alma nos envía
Oro en silencio, creyendo que eres mía

No hay comentarios.: