sábado, 12 de julio de 2014

CERRO IGLESIA





Cuenta la leyenda en la tierra
En los comienzos de la vida misma
Relámpagos de rosas florecidas
Recorrían las almas amorosas
Olvidaron que el amor es hermoso
Igual que el orgasmo de los dioses
Grande fue el placer del universo
La alegría no cabía en los confines
Eran los corazones la paz se adormecía
Suspiros de ángeles y serafines
Inquietos los espíritus volaban
Al comprender el origen de la vida

No hay comentarios.: