sábado, 12 de julio de 2014

CAPELLANIA





Crujientes vientos soplan en la aldea
Auguran tempestad en las tierras
Prefieren los campos desolados
Emprenderán velocidades gigantescas
Las huellas que dejan son imborrables
Los escombros se ven en la alborada
Arruinaron la felicidad del poblado
Nunca se vieron paisajes hechizados
Intensos nubarrones nos esperan
Aprenderemos las lecciones de la hoguera

No hay comentarios.: