domingo, 29 de junio de 2014

TICANTIQUI





Tangos escuchamos en las ardientes noches
Inclinando la copa compañera
Comenzamos por recordar las emociones
Ardientes para el alma y para el cuerpo
Nubes verdes cubren la pradera
Temerosos de la brisa matutina
Investigan las pasiones vespertinas
Que emocionan las almas cristalinas
Umbrales encontraremos en la montana
Iluminados buscaremos la cabaña

No hay comentarios.: