domingo, 29 de junio de 2014

TACARCUNA





Todos fuimos ambiciosos en la vida
A ella llegamos sediento
Caminamos sobre nubes misteriosas
Atendiendo a los placeres florecidos
Risas de amor se escuchan en las noches
Cuando las pasiones están entretenidas
Unen las almas que están adormecidas
Navegando en paraísos olvidados
Acogeremos las ambiciones de la vida

No hay comentarios.: