lunes, 16 de junio de 2014

SARTO





Suspiro por la mujer amada
A ella me entrego con el corazón entero
Respiro su aliento en el azul del cielo
Todo empieza de nuevo en la madrugada
Oculto estoy y me siento afortunado

No hay comentarios.: