domingo, 29 de junio de 2014

SANTAFE





Sedientas de amor, las almas nos esperan
Abriéndonos los brazos de la mente
Ninfas parecen en las tardes otoñales
Tímidas rosas del jardín celeste
Amaron la vida dulcemente
Festejaron con ritmos obtenidos
Encontraremos el amor en nuestras vidas

No hay comentarios.: