domingo, 29 de junio de 2014

SAN IGNACIO DE TUPILE





Suspiros que el viento nos entrega
Aumentando en silencio la tormenta
No podemos comprender su juramento
Imaginamos un mar embravecido
Grandioso como los vientos del olvido
Nacieron de sol resplandeciente
Acariciados por la verde brisa
Soberanos como el sol en el poniente
Intrépidos como las gotas de rocío
Octubre tajo la dicha a nuestras almas
Dorados como rayos luminosos
Esperaban los trinos de las aves
Tejidos con las sedas del hastío
Unas fuerzas malignas nos acechan
Purpurinas y radiantes como el sol
Impresionan las almas generosas
Luchan por oscurecer nuestros amores
Encontraremos la fuerza celestial

No hay comentarios.: