domingo, 29 de junio de 2014

PTO QUIMBA





Puedo escuchar la música celeste
Templada con el arpa de la vida
Oprimiendo el alma entristecida
Queriendo ganarle la partida
Unidos obtendremos la victoria
Indispensable en la vida de la tierra
Muertes pensadoras y sedientas
Brillaron como el sol de las mañanas
A la juventud le encomendamos la música

No hay comentarios.: