miércoles, 25 de junio de 2014

LAGUNA GRANDE





Las aguas cristalinas nos dan vida
Acaricio las olas dulcemente
Gobiernan el alma eternamente
Uniéndonos con amores verdaderos
Navegaron en los mares del poniente
Adormeciendo las aguas dulcemente
Gozaron con las penas y el olvido
Refrescaron los recuerdos sabiamente
Aclarando las dudas de la mente
No brillaron los luceros temerosos
Dejando al corazón ser inocente
Empieza a padecer eternamente

No hay comentarios.: