domingo, 22 de junio de 2014

INTERNADO





Inquieta la selva, se mece misteriosa
Nadie conoce el lugar de su destino
Tiembla de amor, en la espesura del camino
Esta pensativa y tormentosa
Ruge con llantos de amores y de trinos
Navega en brazos de los torbellinos
Adormecida reclina su cabeza
Dejando ver lo largo del destino
Organizando la paz del peregrino

No hay comentarios.: