miércoles, 25 de junio de 2014

IBERIA





Inquieta está el alma en el ocaso
Brilla la mente con rayos de emoción
Enamorado, me siento con y con pasión
Radiante me encuentro y sin fracaso
Ilusionado se encuentra el tierno corazón
Al cielo llegaremos con perdón

No hay comentarios.: