domingo, 22 de junio de 2014

EL TSUNAMI





Fueron olas tan furiosas
Que trescientos mil cuerpos murieron
Un terremoto lo presidio
El furor fue silencioso

Un continente fue sacudido
El mar vertió la furia
Opaco el descanso y la lujuria
El universo quedo aturdido

El apocalipsis quedo en panales
Tras la furia de las olas
Fueron clara las señales

La tierra esta temerosa
Con el tsunami inclemente
Debe respirar más generosa

No hay comentarios.: