lunes, 16 de junio de 2014

EL JORDAN





En la soledad, el alma se enamora
Libre como el viento en los mares terrenales
Joven y alegre como los cantos maternales
Orgullosa de estar apasionada
Recuerda las caricias fraternales
Dedicados a los cantos celestiales
Acaricio los rayos de la luna
Nacimos libres, y buscamos la fortuna

No hay comentarios.: