martes, 10 de junio de 2014

EL GUAMO





El viento mece, la rustica morada
Las negras perlas se encuentran ocultas
Gozan comiendo la fruta prohibida
Unas pasiones que el alma jamás olvida
A la grama la admiro y me enloquece
Muchas veces las tuve entre las manos
Obtengo el fruto, y el amor florece

No hay comentarios.: