miércoles, 11 de junio de 2014

CASA INDIGENA





Crepúsculos primaverales me cautivan
A los sentidos los vuelve prisioneros
Son intensos y se sienten altaneros
A buscar atardeceres nos convidan
Inclinan las palmeras las pasiones
Nieves perpetuas el alma no conoce
Doncellas que entregan los placeres
Indiferentes a los amores de los hombres
Gozan con ellos, buscando los encantos
Encuentran el placer y la ambrosia
Ninfas parecen las formas deseadas
A los hombres les dan lo que merecen

No hay comentarios.: