viernes, 6 de junio de 2014

CARIBE





Crepitan las pasiones terrenales
Arrulladas por la brisa de la vida
Reciben la fragancia de los bosques
Iluminándose, como el resplandor del día
Brotaron de la nada como el viento
En el ocaso encontraron sufrimiento

No hay comentarios.: