lunes, 23 de junio de 2014

BELLAVISTA





Bravos encuentros tuve con el alma
Estaba joven, reclamando amor
La dicha esperaba, con resplandor
La noche miraba con calma
Apareció una rosa, ofreciendo su fulgor
Vencida estaba y mostraba su dolor
Impresionado subí a la palma
Saludando a las musas y su amor
Todas querían jugar con el dolor
Atardeció y la paz apareció con calma

No hay comentarios.: