lunes, 23 de junio de 2014

ARICA



Acariciando la mujer me vuelvo loco
Relaja el espíritu y el alma apasionada
Ilumina la mente despejada
Comprendiendo que las caricias son los focos
Amare a la mujer atormentada

No hay comentarios.: