domingo, 29 de junio de 2014

ANA CHUCUNA





 A la musa le canto enloquecido
Nació el amor en el ocaso de la vida
Armoniza su forma con su nave
Cruza en la mente como el rayo del olvido
Hipnotizado estoy, o es pura poesía?
Unas veces la encuentro en los días
Cruzando el horizonte de los sueños
Unidos encontramos la ambrosia
Naves eternas de amor y melodía
Ana, te espero todavía

No hay comentarios.: