sábado, 24 de mayo de 2014

SANTA ANA





Su hija, fue una mujer afortunada
A todo un Dios su cuerpo lo envolvió
Nació el mesías que esperaba el universo
Tembló la tierra y la mujer también
A María el Ángel la previno,
A ella llegaría el hijo de Dios
Nacería, siendo hijo de una virgen
A su hija la llaman la madre de Jesús

No hay comentarios.: