viernes, 23 de mayo de 2014

SAN MIGUEL DE SEMA





Siempre fuimos felices cuando niños
A la luna la miramos con amor
Su misterio, nos llenaba de ternura
Muchas veces lo vimos padecer
Intentamos volar sobre las nubes
Gozando la juventud sanamente
Unas veces la miramos con tristezas
Éramos niños y sabíamos suspirar
Los ojos apenas empezaban a mirar
Dios nos guio en el curso de la vida
El nos hizo hombres pensadores
Siempre quiere llevarnos para el cielo
El nos observa y nos hace sonreír
Muchas dimensiones debemos descubrir
A él tendremos por guía y consejero

No hay comentarios.: