martes, 27 de mayo de 2014

PALMAS DEL SOCORRO





Puede resistir la furia de los vientos
Atraer el rayo en las alturas
Las hojas se mecen, con el susurrar del viento
Muchas aves se posan en la altura
Antes de llegar al cielo azul
Sus frutos recogen el agua de la vida
Dan al paisaje, un sabor de serenata
Están dispuestos a calmar la sed del caminante
Les entregan el néctar con amor
Son oasis, que el desierto necesita
Obran milagros, como si fuera Dios
Caminar al amparo de su sombra
Ofrecen un descanso verdadero
Radiantes nos ofrecen sus misterios
Recordamos, que al mar deben llegar
Olvidados, los encontramos en cualquier lugar

No hay comentarios.: