martes, 27 de mayo de 2014

ONZAGA





Opaco la mente una pasión infinita
No pudo el cerebro razonar
Zeus arranco el corazón con una ofensa
A la amada no la quiso perdonar
Grande es el poder que tiene el alma
A la pasión no la pudo doblegar

No hay comentarios.: