domingo, 18 de mayo de 2014

EL CHARCO





El escuchó las suplicas y ruegos
Lo encontré en la quebrada del guayabo
Crecí con él, teniéndolo de amigo
Hirió mi orgullo y lo embrujo tal vez
Al charco lo recuerdo
Respirar quiero la brisa de su playa
Coger sus aguas y limpiar el alma
Ocultando la emoción que siento

No hay comentarios.: