sábado, 17 de mayo de 2014

EL CARMEN





En el desierto el agua es un poema
Los viajeros la beben y se embriagan
Centauros indomables la buscan en la arena
A los oasis, la quieren conducir
Recuas de camellos, al desierto desafían
Mejorando el paisaje y queriéndolo cruzar
En estas ocasiones el agua esta bendita
No puede el Haberno, causarnos ningún mal

No hay comentarios.: