jueves, 22 de mayo de 2014

CIENAGA





Ciertas veces la vida nos sorprende
Intimidando a las almas inocentes
Encuentran un descanso placentero
Navegando en los vientos y el los sueños
En la juventud, los enigmas no se entienden
Gélidas brisas el alma no soporta
Así empiezan los misterios de la vida

No hay comentarios.: