sábado, 31 de mayo de 2014

BARRANQUILLA





Brillan luceros en las noches armoniosas
Allí todo es encanto y poesía
Recuerdos brotan de almas que se amaron
Rogando a Dios que no se vayan a olvidar
A la arenosa evoco con cariño
Nació en mí una pasión divina
Que me dejo penas en el alma
Utilice el alma sonadora
Impidiendo que la brisa me hechizara
Los vientos y las olas me enloquecen
La mar observo y el alma se enamora
Así quiero vivir… enamorado

No hay comentarios.: