viernes, 30 de mayo de 2014

ARIGUANI





Al arrollo me acerque pensativo
Respirando aire angelical
Impulsado por olor delicioso
Grande silencio, la luna reflejaba
Una pasión se apodero del alma
Allí sentí la flecha vengadora
No tuve miedo de la herida ensangrentada
Intrépido seguí y pensativo

No hay comentarios.: