domingo, 11 de mayo de 2014

ANAPOIMA





A las noches en los pueblos le temo
No se por qué, pero le tengo miedo
A las noches del campo las adoro
Pienso en lo grande que es el infinito
Océanos de felicidad navegan en la mente
Iniciando meditaciones profundas
Mereciendo conquistar el cielo
Amo las noches campestres
En estas y en otras dimensiones

No hay comentarios.: