sábado, 19 de enero de 2013

CANOAS





Cambió la vida el destino
A un hombre en el Canadá
Navegando sin memoria
Olvido hasta su propio nombre
Al compas de los tambores
Suenan los ruiseñores

No hay comentarios.: