domingo, 16 de septiembre de 2012

BRASILIA





Bufaron los planetas sanguinarios
Rescoldos de guerras otoñales
Anclajes de mares siderales
Surcando el norte, regresan los canarios
Iluminaron el alma adormecida
La belleza bullía en el ocaso
Inteligencia que rasga el reposo
Adormilada la tierra prometida

BRASIL





Beato que surca los cielos
Respirando ingenua paz
Al escuchar el alcatraz
Suspiros brotan del hielo
Invocarlo con amor
Lejos del odio y rencor

VILLARICA





Vejamen de aquellos tiempos
Imberbes eran los hombres
Lampiñas eras las hembras
La elegancia de los templos
A las mentes pensadoras
Rescoldos brotaban del alma
Ilusionadas con calma
Crujires de las señoras
A los hombres del desierto

CONCEPCION





Coz de piar en la rivera
Olor de fruta madura
Noches sin cielo y sin armadura
Cocuyos surcaban la pradera
En el huerto se escucha un gemido
Parecen penas de amor
Crecen como el tumor
Imagen de la virginidad ida
Ortigas deja el camino
Noches de espanto y temor

ASUNCION





Adíela fue la primera
Siempre temblaba por ella
Una joven no bella
Nacida  en la primavera
Canciones le llevaba
Insistiendo con las frutas
Olvidando que eras astuta
Navego nuestro amorío

PARAGUAY





Pilares de una raza hermana
Abren el corazón con arrogancia
Rutas preñadas de ambrosia
Alas de brisas nos entrega la mañana
Góndolas que surcan los abismos
Una luciérnaga la noche nos envía
A encender la luz de la melancolía
Y buscamos los pilares de la raza hermana