domingo, 6 de mayo de 2012

MARACAY




Monedas de amor reciben las aldeanas
Al empezar la juventud temprana
Ruge su cuerpo y el alma se engalana
Acarician la vida al tañir de la campana
Cantares escucharon en las camas
Aumenta el amor en las mañanas
Y florecen las sombras en las ramas

MAPARARI




Mensajera de amor es tu venida
Amiga de las almas silenciosas
Penetra en el cuerpo misterioso
Agradezco que regreses de la huida
Reinaras en la tierra prometida
A tu llegada el universo se entristece
Ráfagas de dolor allí aparecen
Ilusionadas las almas les entregan la vida

LA VELA




Luces que se abren en los cielos
Al llegar al ocaso de la vida
Volcanes ocultan las heridas’
Esperan acampar en los cielos
Las promesas de amor florecen
Al observar la luz se abren las velas

CAPATARIDA




Canarios observaba en las mañanas
Al escuchar los trinos celestiales
Penetraban en el alma torrencial
Aumentaba el susurro de la caña
Tiernos recuerdos aparecen con el alba
A la conquista del corazón enfrentaría
Relámpagos de timidez los quería
Iniciar amores con Rosalba
Deje que la mente divagara
Aquellos senos se abrieron… silenciosos

PUNTOFIJO




Pinceladas de pasión me perseguían
Umbrales de emoción sentía
Nacientes vibraciones presentía
Torrentes amorosos llegarían
Ofrecí el amor a las gitanas
Fresco y sincero como el viento
Ingenuo espere en el desierto
Jamás se abrieron las ventanas
Ovilla pincelada de amor en las mañanas

PEDREGAL




Piedras celestes encontré en centro América
Esferas que fascinaron la visión
Días felices disfrute en la ocasión
Rugió el volcán y la gente fue rica
En Costa Rica la vida es amorosa
Grandes emociones disfrutaba
A las cumbres miraba y esperaba
La gente contemplaba generosa