sábado, 8 de septiembre de 2012

SANTA ROSA





Saludables son las arenas de la playa
Abrazan el cuerpo silencioso
Nutren como el calor de mariposas
Tejiendo sensaciones de atalaya
Amores dulces encontramos
Ríos de silencios nos devoran
Ofrecemos el atardecer y la aurora
Sus infinitos colores los juntamos
Amo el mar y la esposa que es la playa

No hay comentarios.: