domingo, 9 de septiembre de 2012

RANCAGUA





Raza de hombres que luchan con su lira
Al arrullo de aguas celestiales
Nervios de acero, las mentes virginales
Contienen el amor y poca ira
Al crepúsculo lo tienen como amigo
Gozan contemplando los ocasos
Unifican la vida, no el fracaso
Amables son con el peregrino

No hay comentarios.: