sábado, 8 de septiembre de 2012

CORRIENTES





Corazones sangrantes de alegría
Ortigas sangrantes de pasiones
Rugires que dan las sensaciones
Recorremos la tierra en busca de Maria
Intervino el espíritu divino
En busca de la madre del señor
Nubes de amor y resplandor
Tomo como bajel el mismo vino
Es Maria la madre de los hombres
Son sus hijos, los quiere con amor

No hay comentarios.: