lunes, 3 de septiembre de 2012

CORONEL OVIEDO





Cedros que abanican las pasiones
Ovillando amores terrenales
Refrescan las mentes virginales
Ofrecen pasión en las regiones
Notas que abrieron la codicia
En Abril florecido por el viento
Lejana cumbre que escucha el lamento
Orbitaremos en los mares de delicia
Viejo cedro que llevo en la memoria
Imagen de la juventud primera
En tardes de ingenua primavera
Dejo la tierra y nazco allá en la gloria
Observo a Dios y me entrego a su custod

No hay comentarios.: