domingo, 6 de mayo de 2012

LA FRIA




La senectud llena de alegría
Al contemplar el ocaso de la vida
Frescas apariciones escucho en la lira
Respiro amor con los nietos en el día
Inquieto el corazón se entretenía
Al contemplar los nietos, que es la prolongación mía

No hay comentarios.: