lunes, 28 de mayo de 2012

ARENILLAS




Al beato mire asustado
Recuerdo la noche en la alquería
Era un monje que por el aire se movía
No me miro, no resistía
Intrépido el corazón latía
La voz no salió de la garganta
La noche fue larga y tediosa
A esa aparición la llevo en la memoria
Su aparición, no la comprendo todavía

No hay comentarios.: